domingo, 22 de enero de 2012

Paul McCartney "Kisses On The Bottom"-Tus fans me matan pero lo siento Paul.


Soy consciente de que me voy a meter en un terreno muy peligroso, que no me lo van a perdonar sus fans y que no tengo la cualidad suficiente como para hacer esto, pero viva mi libertad de expresar lo que pienso!!.
 Me han mandado el nuevo disco de Paul McCartney, "Kisses On The Bottom". Aunque solo lo he escuchado varias veces no es lo que esperaba.
 Cuando su música corre a cargo de Diana Krall y su banda, músicos como la copa de un pino, solo hay que escuchar los discos de Diana para calibrar el talento de esta chica y su banda, cuando participa Eric Clapton en "My Valentine" y Stevie Wonder en "Only Our Hearts" sus dos únicas piezas ya que las demás son temas clásicos en los que según cuenta han sido influyentes en su carrera musical, a pesar de todo esto que envuelve el nuevo trabajo pienso que es muy fácil para un artista de su talla presentarnos un disco así, cuando sabe que esperamos mucho más. Digo que su voz sigue intacta y canta como los ángeles, a eso ya nos tiene acostumbrados,  imaginaba un disco con influencias del Jazz de los años 20,30,40, pero con un toque y una personalización mas Pop-Rock, tampoco me creo que lo ha hecho porque lo consideraba necesario para que entendiéramos el sonido Beatle.
 "Esas canciones tan bien estructuradas compuestas por Gershwin, Harold Arlen, Cole Porter son joyitas. John [Lennon] y yo las conocíamos bien aunque decidiéramos ir en otra dirección. Pero si uno se fija, nuestros temas son diferentes a los del rock and roll clásico. Tienen una pequeña introducción y cambian de clave. Ahora me doy cuenta de que la influencia de la música que escuchaban nuestros padres las hace diferentes".
 A nosotros nos enamoraba la música que hacíais vosotros Paul, cuando me apetece escuchar jazz escucho a Carla Bley o por los cauces del Jazz o muchos otros discos.
No quiero decir con todo esto que el disco sea malo, pero esperaba una obra maestra, entiendo que un músico como él que ha hecho de todo y ha conocido de todo, con dinero para permitirse el capricho que le apetezca, tenga una época de su vida tierna y lo plasme en un disco.
 Un disco con una producción de Tommy LiPuma y músicos de tanta altura no solo debería ser un disco tierno  e intimo y simplemente muy bueno.
Gana mucho con las escuchas y emerge a medida que vas escuchándolo, la sensación cuando terminas de escucharlo es buena y siempre hay momentos para su lugar, pero esperaba mucho más, por eso me quedo con algo de decepción.
Seguramente si en vez de hablar de un nuevo disco de Paul lo hiciera de cualquier otro  músico lo alabaría, nunca aprendo con tantas veces que me ha ocurrido que no hay que esperar tanto por si no recibes lo suficiente no llegar a crisparte.

Pongo el primer tema del álbum  «I'm Gonna Sit Right Down and Write Myself a Letter»

3 comentarios:

nikochan dijo...

Hace mucho tiempo que Paul ingresó en el asilo musical. No se lo reprocho pues ha dado tanto que... aún queremos más? Es un genio en toda regla pero sus últimos trabajos son demasiado autocomplacientes. Aunque mucha gente se extrañará para mí es el menos interesante de los Beatles...... Sí, menos que ese también, y es que.... yo soy muy de Ringo!!! Don't pass me by, don't me my cryyyyyyyyy

Johnny dijo...

Me alineo bastante en lo comentado por el amigo Nikochan, y si encima dices que no es lo que esperabas, la verdad es que después de escuchar el tema no haré muchos esfuerzos por profundizar en esto. Un abrazo.

Chupi dijo...

Nikochan, Johnny, Paul tiene discos magistrales, tampoco es de mis preferidos de los Beatles me tiro mas por Lennon, pero que no me venga ahora con añoranzas y me diga que es la música que escuchaba cuando era un niño y tocaba su padre al piano, porque estoy seguro que Lennon no haría esto, es un capricho de alguien que se puede permitir hacer lo que le plazca.
Ringo es un espectáculo y Harrison que en paz descanse hay que darle comida a parte.
Saludos a los dos.